El
Francisco de Roma, su Santidad el Papa, nos cuenta: “Sueño con una opción misionera capaz de
transformarlo todo”.

Esa
es la misión, transformarlo todo, como en la oración de aquel Francisco, el de
Asís: “donde haya odio, ponga yo amor…”

Y
el Francisco de esta Diócesis, nuestro Obispo, nos explica en su carta pastoral
de este curso: “¿Quién en la Iglesia
hace efectiva esta misión? Todos
(pastores, laicos, consagrados), cada uno según su condición y género de vida,
pero evidentemente los laicos viven en medio de los asuntos del mundo que se ha
de renovar, y a él son enviados para construir el Reino” (pág 12).

Necesitamos
laicos que se comprometan en los distintos ministerios, pero necesitamos más
todavía laicos que den testimonio coherente de la fe y de lo que el Papa
Francisco llama sus consecuencias sociales:
la fraternidad, la justicia, la paz” (pág 15).

Enrolados
en esta misión, nuestra web de catequistas también está haciendo cambios. Esperamos que sirvan par ayudarnos en el día
a día, que es a donde se nos envía a dar testimonio de la Buena Noticia. Esperamos también que nos ayuden con cuantas
herramientas gusten: noticias, enlaces
de webs, encuentros… Las recibiremos,
muy agradecidos, en cadican@cadican.org y las publicaremos en las
nuevas secciones que estamos preparando.

También podemos ver las publicaciones anteriores aquí.

Que
el Espíritu nos ilumine a todos.